La Confederación Argentina de Deportes participó del evento de las Naciones Unidas

La Confederación Argentina de Deportes participó, a través de su Presidente, Rodolfo Paverini, acompañado de la Vicepresidenta, la Dra. Verónica Lamberto, del evento organizado por las Naciones Unidas en el marco del “Programa mundial de las Naciones Unidas sobre la seguridad de los grandes eventos deportivos y la promoción del deporte y sus valores como herramienta para prevenir el extremismo violento”.

Rodolfo Paverini, presidente de la Confederación Argentina de Deportes, acompañado de la Dra. Verónica Lamberto, Vicepresidenta de la entidad, fue invitado por las Naciones Unidas para enriquecer con ideas y opiniones el debate que tuvo lugar esta mañana. La entidad madre del Deporte Nacional fue representada en una mesa que tuvo como tópico “Prevenir la violencia y abusos en el deporte que conducen al terrorismo: El compromiso de entidades y Federaciones deportivas” y los expositores que acompañaron a las autoridades de la CAD fueron: José María Cruz de Andrés, CEO de Sevilla; Olof Hansson, Director de la División Mundial de Taekwondo; Shahin Rhmani, Federacion Asiática de Fútbol; Christian Emeruwa, Confederación Africana de Fútbol; Jorge Miranda, Fundación Benfica; Florin Sari, Gerente de Gobierno de la Federación Rumana de Fútbol; Rosa Roncal, Manager del Area Internacional de la Fundación Real Madrid; Martino Roghi, CSR Manager del AC Milan; Rafael Muela Pastor, Fundación de Fútbol Del Real Betis; Joao Paulo Almeida, Director General del Comité Olímpico Nacional de Portugal; Marco Befera, Manager del Comité Olímpico Italiano; Joan Cursco, CEO del Fútbol Playa Mundial.

La CAD nuclea a todos los deportes en general, olímpicos, no olímpicos, no tradicionales, a los sectores, a los municipios, a las provincias, a través de sus confederaciones provinciales, con una perspectiva de género e igualdad: “Las características de representación inclusiva, territorial y sectorial de nuestra entidad nos permite articular entre sociedad civil, sector privado, instituciones académicas, medios de comunicación, mujeres y disidencias, dirigentes deportivos y sectores gubernamentales, el desarrollo de programas para hacerle frente con mayor eficacia a las amenazas del terrorismo en todas sus vertientes, evitando la cooptación temprana en el mundo de la violencia extrema de aquellos jóvenes que son injustamente expulsados del sistema por razones  de marginación y discriminación que los empuja a un contexto de vulnerabilidad social y psicológica”, destacó el máximo mandatario de la entidad madre del Deporte de nuestro país. 

En consonancia con esto, reafirmó: “Estos programas se encuentran orientados a la democratización del conocimiento, a la construcción de una política pública con la atención puesta en un deporte con perspectiva de género, a la atención de aquellas necesidades básicas necesarias para el funcionamiento de las entidades deportivas y la necesaria inclusión, participación y contención de los niños, niñas y jóvenes, en el deporte de base, a través de la creación de mecanismos innovadores y disruptivos que permitan apalancar la concreción de los objetivos propuestos.

Valores que genera el deporte tales como solidaridad, compañerismo, perseverancia, superación, igualdad y respeto, permiten desarrollar un sentido de pertenencia hacia la actividad deportiva que redunda en la fidelización de la sociedad hacia un camino de integración, que permita instrumentar  sinergias entre las nuevas tecnologías y aquellos que trabajan, se preocupan y ocupan en la expansión de la cultura física y deportiva a nivel mundial”.

El deporte posee la virtud de transformarse en una fuente inagotable de oportunidades para nuestros y nuestras jóvenes a través de la consolidación de las estructuras que contienen la actividad. “Por ello, a edad temprana debemos introducirlos, no solo en la práctica de la actividad física y deportiva, sino también en capacitarlos y educarlos sobre los valores relacionados a la misma, para lograr una mayor inclusión social y protección de los derechos humanos que derive en la consolidación de la paz. Creemos que no existe la implementación de programas efectivos y exitosos para la prevención del extremismo violento sin la consolidación de las bases mismas del deporte, debe haber una búsqueda constante de los recursos económicos de manera coordinada a niveles, nacionales, regionales y globales. Desde Argentina y con una visión estratégica de réplica en nuestra territorio continental, pensamos en desarrollar nuevas herramientas de financiamiento para el deporte. Por esto, nos encontramos trabajando en una alianza estratégica que permita a nuestra institución de casi 100 años contar con una sólida cooperación internacional por parte de ICSS como garante y custodio de nuestro emprendimiento para una gobernanza transparente, colegiada y compartida para la que proponemos la participación de todos aquellos que así lo deseen”, sentenció Paverini.

La reunión virtual contó con debates entre altos funcionarios de las Naciones Unidas, representantes de los Estados Miembros y organizaciones internacionales, encargados de formular políticas y personalidades deportivas comprometidas con la lucha contra el extremismo violento. El evento fue seguido por una Reunión de un Grupo de Expertos Internacionales, donde representantes de gobiernos, organizaciones internacionales y regionales, organismos deportivos, academia y organizaciones de la sociedad civil compartieron experiencias y debatieron sobre políticas destinadas a prevenir y contrarrestar el extremismo violento (PCVE) que pueden inspirar la inclusión y un mayor reconocimiento del deporte dentro de los planes de acción nacionales y regionales de PCVE.

Cabe destacar que el evento fue transmitido por la Confederación Argentina de Deportes a través de sus distintas redes sociales: