Roberto Perfumo: El «Mariscal» del área

publicado en: Efemérides | 0

En un día como hoy, pero de 1942, nació en Sarandí uno de los mejores centrales en la historia del fútbol argentino: Roberto perfumo, apodado como «El Mariscal».

Roberto dio sus primeros pasos como jugardor en el barrio de Sarandí, lugar donde vivió toda su vida, en un club llamado «Pulqui». Después pasó a Arsenal, donde tuvo como compañero a Julio Grondona y jugó en las inferiores de Lanus, Independiente, River y Racing.

En 1960 debutó en la quinta división de River Plate. Sin embargo, años después pasó a formar parte del plantel de Racing Club de Avellaneda. Quien lo llevó fue Ernesto Duchini que lo conocía de River. Inicialmente era volante, pero Juan Jose Pizzuti lo colocó como marcador central junto Alfio «Coco» Basile.

En la Academia debutó como profesional en  enero de 1964 frente al Flamengo. Ese mismo año, su debut en la Primera División se produjo de la mano de Néstor Rossi contra Ferro Carril Oeste. Con la Selección Argentina debutó en mayo de 1964, en Lima, integrando el combinado juvenil que disputaba la clasificación para las Olimpiadas de Tokio.

Tiempo después, sería pieza clave en «El equipo de Josó», el cual ganó el campeonato 1966, la Copa Libertadores 1967 y la Intercontinental del mismo año frente al Celtic. Es allí donde se lo apodó como «El Mariscal». Perfumo fue uno de los mejores centrales del momento durante los 6 años que estuvo en la Academia. Disputó 37 partidos para esta Selección y fue el valuarte del equipo en los mundiales de 1966 y 1974.

En 1969 se preparó con la Selección Argentina para las eliminatorias del Mundial de 1970 en México. En 1971 emigró a Brasil para jugar en el Cruzeiro, donde también fue un ídolo. Allí se consagro campeón del torneo Mineirao durante tres temporadas consecutivas (1972, 1973 y 1974) y de la copa Mina Gerais de 1973.

A su regreso de Brasil, en 1974, firmó para el River de Ángel Labruna. En este club vivió sus últimos años como profesional. Su vuelta al futbol argentino coincidió con la primera vuelta olímpica del club en 18 años. Logró conquistar 2 campeonatos Metropolitanos y un Campeonato Nacional. Se retiró en 1978 a la edad de 35 años.

En 1981 inicia su carrera como director técnico, en Sarmiento de Junín, en el cual fue despedido  por los malos resultados, siendo una de las causas del descenso a la Primera «B».

Pasó diez años alejado del fútbol en los que se dedicó a la venta de camperas y “a vivir  una vida normal”, según palabras del propio Mariscal.

Su regreso a la canchas como DT fue en 1991 para dirigir a Racing Club de Avellaneda, en el cual peleó el campeonato.

En 1992 asume la dirección técnica del Club Olimpia de Paraguay y obtiene, de manera invicta, el Torneo República. En 1993 dirige a Gimnasia de La Plata, donde gana la Copa Centenario, en honor a los 100 años de la AFA.

Sus últimas décadas lo tuvieron en distintos lugares, pero siempre cercanos al fútbol: fue Secretario de Deportes de la Nación durante la presidencia de Néstor Kirchner, miembro de una comisión de exjugadores de la FIFA, y comentarista deportivo durante más de diez años en la cadena ESPN. También fue comentarista para el programa televisivo Fútbol para Todos y formaba parte del programa “Pasión Nacional” en Radio Nacional.

El 10 de marzo de 2016, el Mariscal partió, dejando un legado que será difícil olvidar para el fútbol argentino: compañerismo, amistad y respeto.