Oscar «Ringo» Bonavena

publicado en: Historias de vida | 0

Uno de los grandes boxeadores de nuestro país nació un 25 de septiembre de 1942 y quedará en la historia grande por su humildad, personalidad y por haberle peleado de igual a igual a Muhammad Ali en Estados Unidos.

Se inició como boxeador en el Club Atlético Huracán y en 1959 se consagró campeón amateur. Fue el representante argentino en los Juegos Panamericanos de Sao Pablo en 1963, donde por estar en desventaja contra un rival decidió morderlo, por lo que la Federación Argentina de Boxeo decidió retirarle su licencia de boxeador.

Se mudó a Estados Unidos conocido por todos por ser la “meca” del boxeo y donde comenzaría su carrera “profesional”. En 1964 tuvo 8 peleas, las cuales ganó todas, 7 por nocaut. Zora Folley, sería el encargado de terminar cortando tan buena racha, para que nuevamente Bonavena regresará al país en 1965 con la sanción ya cumplida. Su primera pelea en el país fue contra Rene Sosa en Mar del Plata, pero la contienda que lo catapultaría ese año fue en Septiembre contra Gregorio Peralta en el Luna Park que lo consagró campeón argentino de la máxima categoría.

Se enfrentó dos veces contra Joe Frazier, la primera en 1966 en el Madison Square Garden por el Titulo Argentino de Peso Pesado. Logra derribar dos veces al estadounidense, pero pierde el título. La otra fue en 1968 en el Spectrum en Filadelfia  por el título NYSAC peso pesado donde también perdió. Entre esas dos peleas vale recordar que venció a otros contendientes al título como Zora FolleyKarl MildenbergerLeotisMartin o Jim Fletcher.

El 7 de Diciembre de 1970 le tocó enfrentar nada más y nada menos que a Muhammad Ali o Cassius Clay como le gustaba llamarlo a el. Lejos quedan los dichos por parte de ambos y ese juego mediático que se generó, hasta la picardía que tuvo “Ringo” en uno de sus encuentros con amagarle un golpe para que Ali se pusiera inmediatamente en guardia. Esto no opacó la pelea que tuvieron al final en el Madison Square Garden, un encuentro donde los dos conectaron golpes certeros pero el estadounidense termino llevándose la victoria y el reconocimiento del argentino que terminó diciéndole que era “el verdadero campeón”, Ali por su parte le dijo a Ringo que era “el rival más fuerte que tenía” en ese entonces.

Hoy cumpliría 78 años de edad y lo seguimos recordando, porque los ídolos nacionales deben estar presentes en la memoria de cada uno de los argentinos y argentinas.

Nota: Ignacio Lobos (Instituto Superior General San Martín)