La historia del Dodgeball en Argentina

El Dodgeball es un deporte que se juega desde 1920 y se asemeja con el “quemado” o balón prisionero”, actividades que suelen practicarse en las escuelas.

Esta disciplina se practica con 6 pelotas en una cancha con las delimitaciones, como las de las canchas de voley, pero sin la red y consiste en quemar, esquibar y atrapar las pelotas. El objetivo es eliminar a todos los miembros del equipo rival, donde se cuenta como set, en un partido de dos tiempos de 20 minutos cada uno. Se creó en Estados Unidos para ser practicado en la escuelas secundarias y se oficializó en 1960.

En el año 2015 arribó en Argentina y comenzó a instalarse a nivel nacional, siendo pioneros a nivel latinoamericano.Tomando el ejemplo de nuestro país, la actividad comenzó a expandirse por Colombia, Chile, Uruguay, Brasil, entre otros. 

Es un deporte de total integración, lo que significa que traspasa la barrera de los géneros, habiendo así equipos mixtos entre hombres y mujeres. No se necesita de grandes ingresos económicos para poder participar de esta actividad, lo que genera oportunidades y la posibilidad de integrar un Seleccionado, representando a nuestro país. Es por esto que también es llamado “el deporte de la inclusión” o “el deporte de las oportunidades”. 

Desde el 14 de noviembre del 2018 este deporte ya cuenta con una entidad madre a nivel nacional: la Federación Argentina de Dodgeball, con sede en Buenos Aires. Cabe destacar que, en la actualidad, la Argentina se encuentra entre los 10 mejores equipos del mundo.

Nota: Franco Bravo (Instituto Superior General San Martín)