El Kitesurf: Un deporte para exhibirse y deslumbrar con agilidad

El Kite es un deporte para volar, tomar alturas y velocidades de vértigo. Un deporte para exhibirse y deslumbrar con agilidad y pruebas. Los principales ingredientes del Kitesurf son el viento, el agua y el sonido de las olas

El Kitesurf nació como una actividad recreativa en Francia, se practica con una vela (Kite) de 15 metros cuadrados, con una línea de 25 metros de largo unida a un arnes y una tabla. «Es un deporte mas sencillo que el windsurf, más colorido, mas divertido. Se convirtió en el deporte de viento por preferencia», reconoció Alberto Anido, Presidente Honorario de la Asociación Argentina de Kite. A su vez, afirmó: «En 10 años tuvo un desarrollo increíble, fue más un impulso al turismo y al deporte».

El Kite llega a la Argentina en el año 1997. En 2001 ya había unos 30 deportistas en Argentina y se fundó la Asociación Argentina de Kite (AAK). Fue creada por ese grupo de adeptos a la disciplina motivados por la performance de Martín Vari, quien se coronó Campeón Mundial al final de ese año. También lo consiguió en los años (2003 y 2007).

La AKK es la entidad nacional que organiza y nuclea al kitesurf en la Argentina. Existe un ranking de cada una de la especialidades del Kite. Los eventos pre-clasificatorios para las delegaciones internacionales son abiertas, es decir, que cualquier persona puede participar. 

Para los JJ.OO de la Juventud 2018 nuestra delegación fue conformada por 2 hombres y 2 mujeres de entre 15 y 17 años En los JJOO de Tokio del 2021 será la primera vez de los mayores compitiendo en Kite: «Hay varias promesas nuevas, pero hay que ir viendo como se llega y como se desarrolla, siempre la idea es estar entre los 8 primeros, sabemos que hay buenas flotas, que hay excelentes grupos muy solidarios por mas que sea un deporte individual», admitió “Beto” Anido, quien se desempeña, también, como Prosecretario de la Confederación Argentina de Deportes. 

Los tipos de competencia que abarca el Kite son son freestyle y wave. El primero se practica en una superficie más plana y apropiada para realizar todos los saltos, trucos y figuras técnicas que lo caracterizan, con una tabla bidireccional; mientras que el segundo se hace en el mar y su tabla es apta para surfear olas.

Las competencias de kitesurf evalúan los trucos desde su aspecto técnico, estético y de potencia. En la Argentina, los lugares recomendados para practicar el deporte están en la zona sur de la Provincia de Buenos Aires (Quilmes, Punta Lara), la Costa, Punta Rasa (San Clemente del Tuyú), el Río Paraná y el Dique Los Molinos (Córdoba).